Fuente: www.abogados-hg.com

De una forma frecuente, atendemos a clientes que desconocen la importancia de tener realizado testamento y los perjuicios que puede ocasionar a su pareja e incluso a sus hijos el no tenerlo.

 En estas líneas, pretendemos explicar de una forma sencilla y sin artículos del Código Civil, la importancia de tener realizado un testamento y las posibles consecuencias adversas para la pareja o los hijos, en caso de no tener testamento.

 Cuando no existe testamento se regula la sucesión por lo estipulado en el Código Civil, denominándose «abintestato«. Un abintestato puede parecer sencillo, pero en función de los bienes y herederos puede llegar a ser complicado.

 Lo recomendable es que cada persona regule como quiere que sea su sucesión.  Cuando una persona no esta casada sus herederos son sus padres y en su caso sus hermanos. Cuando la persona esta casada, además es heredero el esposo o la esposa. Cuando se tienen hijos los herederos son la esposa o esposo y los hijos.

 Lo habitual es la realización del Testamento Común, llamado «Castellano» o «Socini«, que es aquel en el que el marido y la mujer se protegen recíprocamente dejándose el “USUFRUCTO” o también llamado el uso y disfrute de los bienes.

 El poder dejarse el USUFRUCTO es de gran importancia ya que en caso de no tener testamento, el esposo o esposa no tendrá ese derecho de uso y disfrute.

 Si el  matrimonio tiene por ejemplo una casa en propiedad y hay algún otro heredero, hermano, madre, hijo… el esposa o esposo, en principio no tiene derecho a seguir viviendo en esa casa, debe de dejar la casa, venderse y repartirse entre los herederos la cantidad obtenida en función del porcentaje de cada uno.

 Aunque parece difícil que suceda, sucede de una forma más habitual de lo que pensamos, por ejemplo fallece la esposa y tiene como parte de la herencia a los suegros con los que no se lleva bien. O el hijo que es mayor de edad y no se lleva bien con el padre y quiere el dinero de su parte de la herencia mediante la venta de la casa.

En estos casos el esposo o esposa debe de dejar la vivienda y proceder a su venta o subasta repartiéndose los bienes en función del porcentaje de herencia de cada uno.

 Por eso es tan importante el realizar el testamento y proteger a la pareja, otorgándose recíprocamente el “USUFRUCTO” o «NUDA PROPIEDAD» o  lo que es lo mismo el DERECHO DE USO Y DISFRUTE.

 CUANDO SE TIENEN HIJOS: Otro de los aspectos que en nuestro despacho consideramos fundamental a la hora de realizar un testamento es proteger a los hijos menores. Hay que prever la desafortunada posibilidad de accidente y muerte conjunta de los padres dejando señalado quién va a ser la persona (tutor), que va a ser el responsable del cuidado de sus hijos en caso que los padres  falten. Se puede nombrar además quién va a ser el responsable de cuidar del patrimonio de los hijos (albacea). Con esto nos evitamos posibles discusiones entre los padres de los progenitores por la custodia de los menores y estaremos tranquilos que una persona de nuestra confianza pueda cuidar  y administrar el patrimonio que se deje a los menores.

 Desde nuestro despacho aconsejamos a nuestros clientes que realicen un seguro de vida que incluya invalidez permanente y absoluta. (Ojo el seguro realizado con el Banco si tienen una hipoteca, el beneficiario es el Banco así que aconsejamos realizar otro donde el beneficiario sean los herederos señalados en el testamento –herederos legales-)

 Para más información quedamos a su disposición en el teléfono 91.279.19.80, en  info@hglegalconsulting.com o www.abogados-hg.com