Entradas

La Sala ha rechazado los recursos de reposición interpuestos por Adenex y Ecologistas en Acción y ratifica la totalidad del mismo. Foto: EP.

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) ha ratificado el auto del pasado 30 de junio en el que acordó la demolición parcial del complejo Marina Isla de Valdecañas (Cáceres).

Con aquella resolución se ordenó la demolición de todo lo que estuviese en obras, así como la revegetación de las plataformas que no fueron edificadas. Sin embargo, se acordó mantener todo lo construido (hotel, viviendas, campo de golf e instalaciones en funcionamiento).

El auto del pasado mes de junio determinó la “imposibilidad material parcial de ejecutar las sentencias que anularon la actuación administrativa relativa a la urbanización Marina Isla de Valdecañas“.

La decisión del TSJEx fue recurrida por Adenex y Ecologistas en Acción, sin embargo la Sala ha rechazado los recursos de reposición y ha ratificado la totalidad del auto.

La resolución no es firme y cabe recurso de casación ante la Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo.

El tribunal, integrado por Daniel Ruiz Ballesteros -presidente y ponente-, Elena Méndez CansecoMercenario Villalba LavaRaimundo Prado BernabeuCasiano Rojas Pozo y Carmen Bravo Díaz, firma este auto con fecha de este lunes.

La resolución, ahora ratificada, ordenó demoler “todo lo que se encuentra en fase de estructura o no está terminado y en funcionamiento”. En este sentido, aclaraba que “el segundo hotel planificado y el resto de viviendas que se iban a construir deben ser demolidas y/o no construidas”.

De igual modo, “las viviendas terminadas que sirven de oficina de la promotora y de piso piloto serán también demolidas, salvo por razones de colindancia que pudieran afectar a la seguridad de otras viviendas”.

La demolición “deberá realizarse de manera ordenada y programada con el menor perjuicio para el medio ambiente y dará lugar a la reposición del terreno a un estado que permite un proceso de regeneración de bosque mediterráneo y suponga un claro beneficio para la flora y la fauna de la ZEPA (Zona de Especial Protección para Aves)”.

Además, prohibía la realización de nuevas edificaciones en la urbanización Marina Isla de Valdecañas.

Solo se mantiene el 33% de las viviendas proyectadas

Respecto a la no demolición de lo ya construido valoró esencialmente que “no se produce afección al medioambiente y que las medidas a adoptar minimizan la huella humana que la urbanización conlleva en la ZEPA”.

Asimismo, constató, tras analizar el informe pericial, que “si bien la construcción del complejo afectó negativamente a la ZEPA, no puede afirmarse de manera absoluta lo mismo del funcionamiento del complejo”.

En relación a los hoteles, el tribunal recordó que de los dos hoteles de 150 habitaciones solo está construido y en funcionamiento uno, el otro se encuentra con parte de la estructura ejecutada, pero la construcción está paralizada.

En cuanto a las viviendas, se han terminado 185 villas frente al total de 565 residencias que se pensaban construir en Marina Isla de Valdecañas. Por tanto, en relación a las viviendas solamente se mantiene el 32,74% de las proyectadas.

Sobre los perjuicios económicos, la demolición de todo lo edificado supondría, según recoge el auto, un coste de 33.982.889,85 euros. El posible perjuicio económico a los propietarios de las viviendas podría alcanzar la cantidad de 111.000.000 euros.

Por ello, inicialmente la indemnización a la que tendría que hacer frente la Junta de Extremadura alcanzaría, al menos, el importe de 144.982.889,85 euros por los gastos de demolición y de indemnización a terceros de buena fe. Todo ello, concluía, supondría un grave perjuicio para la hacienda pública extremeña.

Fuente: confilegal.com

Para resolver cualquier duda jurídica puede ponerse en contacto con nuestro Despacho de Abogados, le atendemos sin compromiso y resolvemos sus dudas jurídicas:

info@h-abogados.com

www.h-abogados.com

912791980

Formulario de contacto